Música


Páginas vistas en total

sábado, 9 de mayo de 2015

FUENTE SALTO DEL AGUA




                                                                                              Por Carlos Valdés Martín

La hermosa Fuente de Salto del Agua adorna el cruce de dos avenidas muy populosas en la Ciudad de México. Hoy vemos una reproducción que exhibe una obra bella y funcional construida en 1779, en el esplendor de la cultura novohispana. En su origen remataba un acueducto que bajaba agua fresca desde el cerro de Chapultepec y ahí se reunía la población para obtener el líquido vital.



 



El estilo barroco de esta Fuente de Salto del Agua surgió del ingenio de Ignacio Castera y posee muchos detalles admirables, por eso ese monumento fue uno de los más fotografiados en el siglo XIX.



 



Con el tiempo el sitio perdió su función de proveer agua y permaneció para adorno de la capital. Porque este acueducto que surgía desde Chapultepec fue una de las obras hidráulicas notables heredadas desde el periodo prehispánico y modificadas tras la Conquista. Dichos acueductos originales terminaban en fuentes públicas y esta fue la más notable por su conservación e historia, aunque ya en el siglo XX estaba muy deteriorada.



 



Su estilo barroco, el balance de sus simbolismos y el primor de su confección mantuvieron a la Fuente de Salto del Agua en la preferencia del público. El estilo irreal de la cara de los peces concede una personalidad singular a la obra, además sobrecargada con los infantes, columnas salomónicas, el escudo de armas, el águila, los jarrones y efigies del español y el indígena.



Destacan las dos columnas salomónicas aparentes, coronadas con la representación del español y el indígena cual efectivas columnas de la nación, adivinada antes de la independencia porque la obra data del periodo virreinal.


El avance de la urbanización y el riesgo de su deterioro determinaron que se resguardara la original para suplirla con una copia fiel, que se admira sin costo alguno en ese crucero de la gran ciudad.  

 

No hay comentarios: