Música


Páginas vistas en total

lunes, 24 de abril de 2017

HAZ LO MEJOR Y CON ESO ES BASTANTE







Por: Una Conciencia al Amanecer


Los mandamientos se resumen en una sola decisión: hacer lo mejor. Basta que en lo hondo de tu conciencia decidas lo mejor para convertirlo en una acción, entonces Haz Lo Mejor. Tres sencillas palabras en una decisión libre y coherente cuando hago lo mejor. Basta esa convicción para salvar tu honor, justificar cada vida individual y rescatar al mundo en peligro. 

Basta mirar con honestidad el interior para descubrir dónde está la mejor opción. Basta con estimar los elementos de un problema para encontrar una solución. En esa chispa de luz interna cuando te decides y haces lo mejor se descubre la diferencia. Basta tenerlo claro y aferrarse a ese eslabón de verdad para convertir tu convicción en acto. Si ya lo miraste y aceptaste como correcto, entonces hazlo. 

Es sencillo, lo hiciste tantas veces desde que eras un bebé. Basta recordar que desde los primeros días le sonreías a tu madre cuando despertabas o quedabas entre cobijas para dormir. Sí, sonreír es Hacer Lo Mejor cuando refleja una gratitud sincera, cuando se sonríe como un bebé sin malicia.  

A cada momento eres dueño solamente de tu decisión, para optar entre distintas puertas. ¿Hacia dónde vas? Hacia lo que descubriste como mejor. Miraste dos puertas, donde una señala lo deseable y otra lo reprobable, entonces tomas la correcta… Estás haciendo lo mejor. Cuando despiertas y no estás satisfecho, entonces piensas por un momento para mirar dentro de ti dónde está lo preferible. Simplemente toma esa opción libre y haz lo mejor. 

La fórmula de Cristo conduce hacia lo mismo: “Ama a tu prójimo, como a ti mismo”. Porque el amar significa dar a luz lo mejor. Con esa siembra llegará la cosecha de felicidad. 

Incluso antes de Hacer Lo Mejor, ya compártelo. Cuando mires palabras que provocan lo mejor compártelas. Convierte tu red social en un río cristalino que favorece a hacer lo mejor para ti y todas las personas que amas. Comparte esa decisión de hacer lo mejor una y otra vez. Comparte repitiendo sin cambiar nada o agregándole tus nuevas ideas. Comparte agregando imágenes o caricaturas. Comparte comentando o, simplemente, con el gesto silencioso de quien regala su amistad.  


No hay comentarios: